El INAES eliminó el Fondo de Garantía para los ahorros de los asociados

 

 

 

Aquel controvertido avance regulatorio del Poder Ejecutivo kirchnerista quedó derogado por la conducción de Marcelo Collomb en el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social. Esa polémica medida que despertó la ambición de unos pocos y la furia de una mayoría.

El 24 de abril de 2015, a través de la Resolución Nº 611, el Directorio del organismo había dispuesto que las Mutuales que prestan el servicio de ayuda económica con recursos provenientes del ahorro de sus asociados, deban constituir un Fondo de Garantía y Sustentabilidad solidaria. Aquella que no lo haga se verá imposibilitada de continuar captando depósitos. Inmediatamente, todas las miradas se dirigieron hacia la conducción de la federación Instituto de Ayuda Económica Mutual (IAEM), encabezada por el empresario Fernando Whpei acompañado por el desfachatado Orlando “Cuto” Barquín, Alejandro Russo y Víctor Raúl Rossetti, quienes encabezaron la corta lista de los fervientes defensores de la medida.

La oportuna excusa dada por los funcionarios fue: “fortalecer su autosustentabilidad solidaria y preservar los recursos” en los supuestos en que la entidad sea declarada en quiebra o, retirada su autorización para funcionar, ingrese en estado de liquidación. ¿Era necesario?. Hablamos de organizaciones donde sus dueños son los propios asociados con amplias facultades participativas (en caso de desearlo) en la fiscalización, administración y toma de decisiones. Pueden elegir por ellos mismos.

 Para este servicio, el Estado impuso que un tercero sea garante de los ahorros de los propios dueños de las Mutuales y con el patrimonio que esos mismos dueños deben aportar, para el caso de que la entidad caiga en algún problema de insolvencia extrema. ¿Y qué pasaría si fuese el propio administrador de este Fondo el que entrara en quiebra?.

Acusaciones cruzadas, insultos, reuniones que terminaron a los gritos, desencuentros, rupturas, etc. Y así fue pasando el tiempo, y como suele decirse: “la única verdad es la realidad”. Y la realidad marca que sin entidad administradora no habría Fondo….

Ante el fin de ciclo de Patricio Griffin, una runfla que armó todo tipo de negocios, desde el Estado inventó esta “gran caja” con el patrimonio de las entidades que hizo explotar la bronca de las bases, conocedoras de que se trataba de un negocio estructurado para ser administrado exclusivamente por la federación Instituto de Ayuda Económica Mutual.

Estamos hablando de manejar una suma muy importante de dinero, patrimonio de cada Mutual, las cuales quedaban cautivas ilimitadamente en el tiempo del administrador. A todo ello se le suman súper poderes que le otorgaba el INAES a este ente administrador.

Mientras la polémica crecía entre las bases, el IAEM ya tenía el negocio casi cocinado. Realizó su Asamblea y aprobó la constitución de la federación como Entidad Administradora de los recursos del Fondo de Garantía de los Ahorros y de Sustentabilidad Solidaria del Servicio de Ayuda Económica Mutual, junto con el Reglamento correspondiente para dicha actividad y se modificó el Estatuto Social para incorporar un Comité de Administración de esa millonada de plata. Quedaba a un paso de convertirse en administradora, como se había pensado de antemano. Sólo restaba que el INAES, como autoridad de aplicación, le diera la aprobación final.

Pero esto último no ocurrió. El 10 de diciembre de 2015 cambió el gobierno y, con ello, la conducción de los diferentes organismos.

Por otro lado, numerosas Mutuales de base mantenían la postura de rechazar de manera contundente la normativa, por entender que atenta contra el normal funcionamiento de las entidades. La calificaban de inconstitucional, arbitraria y desajustada en un todo a derecho, siendo que viola elementales principios constitucionales como son el derecho de legalidad, de propiedad e igualdad entre otros. En consecuencia, cuando se pusiera en práctica el Fondo de Garantía iban a interponer las acciones administrativas y judiciales necesarias para impedir su aplicación.

Como primer paso el INAES, bajo la presidencia del Dr. Marcelo Collomb, frente a las distintas posturas existentes impulsó su revisión con medidas que le den al sistema la mayor sustentabilidad y la menor vulnerabilidad frente a condiciones externas. Suspendió la aplicación de la norma y, antes de finalizar su gestión, derogó el Fondo de Garantía y Sustentabilidad.

 

product image 1

product image 2

 

product image 2

 

product image 2

 

product image 2