El Mutualismo a fondo

Todos los temas, en pocas líneas

 

* No hay que enojarse. Terminó un año muy difícil y hay que mantener el ambiente con energías positivas para el 2021. Ya sabemos que cuesta mucho estar espiritualmente alineado y más con esta manga de cabrones que pretenden ejercer un liderazgo totalmente alejado de la realidad que nos toca vivir a la mayoría. Irritan al más relajado.

* El Covid transformó nuestra vida. Ahora todo es virtual. Se terminó el “face tu face”, el frío invadió nuestras acciones, desde la sexualidad hasta las relaciones políticas, sociales y humanas. Y el Mutualismo no puede sobrevivir con actividades a distancia. Necesita del contacto con el prójimo. No existe la solidaridad virtual.

* ¿Y para cuando?. Tras el fallecimiento de Mario Cafiero el organismo quedó sin una conducción política real. Nadie se molestó en nombrar sucesor, al punto tal de llegar a pensar que el Poder Ejecutivo se había olvidado que el Instituto existía. Las malas lenguas afirman que hay una disputa interna por la conducción, aunque los personajes en danza no hacen alentar buenas esperanzas para el futuro.

* Si bien el organismo tiene su Directorio activo y puede seguir funcionando y resolviendo, necesita de un líder político que lleve las riendas y esté un escalón arriba de los vocales. Un funcionario de peso que pueda mantener estrecha relación con sus pares del gobierno. Aunque son pocas las expectativas que despertaron los nombres que circulan para ocupar el sillón de Cafiero.

* Y eso fue lo que ocurrió con los funcionarios de ANSES. Desde el Instituto intentaron dialogar sin respaldo político y así terminó la cosa para las entidades de base que sufrieron el más brutal ataque conocido en el último tiempo. Ocurre que la gente de la “Cámpora” sólo dialoga con la “Cámpora”, al mejor estilo de la política venezolana. Mutuales y Cooperativas diezmadas por la salvaje desafiliación masiva que ejecutó el organismo. No busquen explicaciones, no hay razones lógicas para ello, los créditos que otorga este sector por el sistema de descuento de haberes son los más controlados y baratos del mercado.

* Y lo peor. Salieron a la luz las miserias propias del sector. A nadie se le movió un pelo frente a este saqueo del organismo previsional en plena Pandemia y cuyos asociados se encuentran entre el mayor grupo de riesgo frente al Covid. Organizaciones representativas con acciones virtuales y de una profunda frivolidad frente a la realidad que viven las entidades de base. Algo diferente debemos hacer si pretendemos mejores resultados. De lo contrario, sólo seguiremos acumulando fracasos.

* Además de fomentar las comisiones de género, los conversatorios virtuales, las charlas educativas y firmar abultados acuerdos paritarios, debemos recordarles a nuestros supuestos referentes que, mientras la Pandemia continúa, se siguen agudizando los problemas, igual o más que en todo otro sector. Muy linda la cháchara para la tribuna y la web, pero las bases están esperando soluciones verdaderas.

* Un 2021 de difícil pronóstico. El Covid-19 no se aleja pero las consecuencias empiezan a golpear duro. Y una segunda ola de contagios que podría agravar aún más la situación. Para las Mutuales es muy difícil mantener una relación virtual con sus asociados. Estar cerca de la gente fue nuestro potencial. Y los gastos, la inflación, la merma de servicios, los protocolos, empleados que empiezan a sobrar, etc. ¿Para qué mantener tantas estructuras si todo se limita a una atención vía WhatsApp?.

* ¿Asambleas virtuales?. Hasta el acto democrático más sublime de las organizaciones solidarias se perdió. Este formato de asamblea no garantiza en lo más mínimo la participación de los asociados. Muchos menos el debate de ideas, proyectos y las distintas posiciones que pudieron existir frente a los diversos temas a tratar en el orden del día. ¿Nos tendremos que acostumbrar a esto?. Ya no hacen falta ni oficinas, ni salones, todo se arregla con una computadora en casa y el manejo de redes sociales. Nada más alejado de la vida de una Mutual.

* Qué locura. El Directorio del INAES impuso una nueva exigencia para las Cooperativas y Mutuales obligadas en la lucha contra el Lavado de Dinero. Publicó la resolución el 21 de diciembre, sólo 9 días antes de que vencieran los plazos para informar.

* Y se fue el 2020… Un año dificilísimo por donde se lo mire. Pero muchos son aún más pesimistas para este 2021. ¿Habrá que reconvertirse con una pandemia aún mayor?. De ser así, el panorama será muy desalentador. Convivir con este virus, en un país quebrado, no alienta muchas esperanzas. Sólo nos resta decir a nuestros amigos mutualistas que: algo diferente debemos hacer si pretendemos otros resultados. Un auténtico golpe de timón que nos saque de tanta pasividad. ¡Feliz año!.

 

product image 1

product image 2

 

product image 2

 

product image 2

 

product image 2