Salvaje paritaria en un país parado económicamente y en plena pandemia

¿En qué país viven?. Queremos vivir en el mismo país que ellos, pero estamos en Argentina; la que ocupa el tercer lugar en el mundo entre los estados con mayor inflación y también está entre los primeros siete por la profundidad de la recesión.

La Organización Internacional del Trabajo advirtió que 1.500 millones de personas, casi la mitad de la fuerza laboral formal en el planeta, podrían perder sus trabajos debido a la crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus.

La OIT elevó sus proyecciones de pérdida de puestos de trabajo hasta el equivalente a 305 millones de empleos sólo en el segundo trimestre de 2020.

Además, el tercer informe del organismo, que reúne a gobiernos, empresas y sindicatos, calculó que unos 232 millones de empresas de comercio mayorista y minorista, 111 millones del sector turístico, 51 millones de la rama hotelera y 42 millones de otros sectores, como el inmobiliario, están en serio peligro de cierre.

"Millones de empresas en el mundo están al borde del colapso, carecen de ahorros y de acceso al crédito. Éstos son los verdaderos rostros del mundo del trabajo y, si no se los ayuda ahora, sencillamente perecerán", alertó en un comunicado el director general de la OIT.

Las Mutuales, ante las permanentes restricciones que le impone el propio Estado, ya atravesaban una situación de crisis y achicamiento. Los números no cerraban y los ingresos disminuían. Pero llegó la pandemia y con ella, la cuarentena más larga del mundo.

Los diferentes gremios asumen como una gran conquista lograr estos “seudo” resultados exitosos en las negociaciones paritarias pero los efectos son, muchas veces, por demás nocivos.

La mayoría de las Mutuales aún permanecen cerradas por la pandemia, o con una atención virtual, o manteniendo guardias mínimas. Pero la dirigencia representativa el sector firmó un acuerdo salarial de otro plantea, con el sindicato, que alcanza el 34% de ajuste para el año en curso:

1º) Incorporar a partir del mes de Septiembre en los salarios básicos convencionales, la suma de $ 4000 que vienen percibiendo todos los trabajadores/as por disposición del DNU 14/2020. Esta suma se integrará en el salario básico de la categoría 4° del personal de servicio y se adicionarán las sumas necesarias para mantener la diferencia porcentual existente entre las categorías convencionales.

2º) Establecer un incremento salarial, calculado sobre los salarios básicos vigentes al mes de Septiembre de 2020, que será abonado del siguiente modo: a) 10% a partir del 01/9/2020; b) 5% a partir del 01/11/2020 y c) 6% a partir del 01/01/2021.

3º) Las partes pactaron que la diferencia entre los salarios básicos vigentes al mes de septiembre de 2020 y los acordados, así como los valores resultantes de la incidencia de las nuevas remuneraciones sobre los adicionales legales y convencionales tendrán el carácter de no remunerativos de modo excepcional.

Asimismo, establecen que los importes de los adicionales legales y convencionales que se calculen sobre el salario básico convencional, así como el pago del Sueldo Anual Complementario, deberán ser calculados considerando la integralidad de los valores establecidos en la nueva escala de salarios básicos acordadas en el presente acuerdo colectivo, debiendo computarse los importes remunerativos y no remunerativos.

Lo mismo acontecerá para el pago de los aportes sindicales y contribuciones solidarias y de obra social a cargo del trabajador/a y las contribuciones patronales al Sistema Nacional de Obras Sociales, las cuales serán calculadas sobre las sumas brutas totales tomando en cuenta los conceptos remunerativos y no remunerativos.

4º) Las sumas que se liquiden bajo el concepto no remunerativas tienen carácter excepcional hasta el 31/01/2021, fecha a partir de la cual serán incorporados al sueldo básico. En tal sentido, las partes se comprometen a reunirse en la primera quincena de febrero, para fijar la pauta salarial para el año 2021.

Al pie del acta suscripta, las partes convinieron que los empleadores quedan obligados a otorgar los incrementos sin esperar la decisión de la autoridad administrativa laboral.

Recordamos al lector que un convenio salarial no homologado no tiene efectos normativos ni obligatorios. Cuando el Ministerio de Trabajo proceda a resolver la homologación, el acuerdo regirá respecto de todos los trabajadores de la actividad o de la categoría dentro del ámbito al que estas convenciones se refieran; cuando se trate de un acuerdo destinado a ser aplicado a más de un empleador, alcanzará a todos los comprendidos en sus particulares ámbitos. Todo ello, sin perjuicio de que los trabajadores y los empleadores envistan o no el carácter de afiliados a las respectivas asociaciones signatarias del convenio.

 

redaccion@elmutualista.com

 

product image 1

product image 2

 

product image 2

 

product image 2

 

product image 2