Asambleas en tiempos de pandemia

 

 

Como consecuencia del estado de emergencia sanitaria en la que se encuentra el territorio nacional en el marco de la pandemia derivada de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), se han dictado diversas medidas para evitar la propagación del virus.

Con el correr de los días, las modalidades en las que se lleva a cabo el confinamiento han sufrido modificaciones de acuerdo a la situación epidemiológica de las distintas áreas geográficas de la República, por lo que se han producido ciertas flexibilizaciones en algunas regiones.

Tal situación afecta potencialmente la celebración de asambleas de asociados en Cooperativas y Mutuales ya que se trata de eventos que, por su naturaleza, suelen dar lugar a una concentración de participantes inconveniente a los efectos sanitarios.

Este estado de cosas perjudica notoriamente la vida institucional de las entidades, siendo necesario que el órgano de gobierno se encuentre en condiciones de ejercer las funciones que le encomienda la normativa vigente, máxime en un momento crítico de la economía nacional y regional como el presente.

No obstante ello, el Directorio del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, a través de la Resolución Nº 358/2020, estableció que mientras dure la situación de emergencia podrán realizarse Asambleas mediante la modalidad a distancia, con la utilización de recursos electrónicos.

La entidad deberá garantizar que el sistema elegido admita la libre accesibilidad a las reuniones de todos los asociados, con pleno ejercicio de sus derechos políticos permitidos. La imposibilidad de garantizar el acceso en estas condiciones obstará la realización de las Asambleas por este medio.

No podrán realizarse Asambleas donde sea obligatorio el voto secreto y que no cuenten con un sistema que lo posibilite.

El canal de comunicación debe permitir la transmisión simultánea de sonido e imágenes en el transcurso de toda la reunión y su grabación en soporte digital.

Se deberá definir cuál será el sistema utilizado para la realización de las votaciones; el mismo deberá contar con la posibilidad de emitir el voto de manera clara y de fácil contabilización ante cada moción.

Sin perjuicio de la transcripción del acta de asamblea en el libro pertinente, el órgano de dirección debe conservar una copia en soporte digital de la reunión por el término de cinco años, la que debe estar a disposición de cualquier asociado que la solicite.

Renovación de autoridades

A su vez, el INAES aclaró que: “los miembros de los órganos de dirección y de fiscalización permanecerán en sus cargos hasta su reemplazo por las asambleas que se realicen una vez finalizadas las medidas que impiden su normal funcionamiento institucional, dentro de la normativa señalada en el artículo anterior”.

Dicha normativa fue girada al Banco Central de la República Argentina, a la Administración Federal de Ingresos Públicos y a los organismos provinciales competentes en materia de cooperativa y mutual.

Asambleas presenciales

Más tarde, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social aclaró que se encuentra permitido a las entidades, la celebración de Asambleas presenciales en las localidades y zonas donde rija el Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO), cumpliendo con los protocolos y exigencias referidas a bioseguridad vigentes que dispongan las autoridades nacionales, provinciales y municipales.

En iguales condiciones podrán realizarse las mismas en entidades ubicadas en lugares alcanzados por el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) en la medida que sus asociados desarrollen actividades o servicios esenciales exceptuados de cumplir con ese aislamiento y la prohibición de circular.

A estos fines, la convocatoria deberá acreditar ante la Dirección Nacional de Supervisión de Cooperativas y Mutuales que, a nivel local, han sido debidamente autorizados los protocolos y mecanismos en vigencia.

Reuniones presenciales
en la Ciudad de Buenos Aires

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ha dictado un protocolo para las actividades desarrolladas por personas jurídicas de derecho privado (Sociedades, Asociaciones Civiles, Fundaciones, Mutuales, Cooperativas) dentro de sus instalaciones.

- La ocupación deberá ser de un máximo de una persona cada 15 m2 computada sobre superficie libre.

- Se deberá utilizar el tapaboca en todo momento, respetando la distancia mínima de 2 metros con otras personas.

- Mantener los ambientes ventilados (ventanas abiertas).

- Controlar la temperatura de los trabajadores previo a la entrada al establecimiento, la cual debe ser menor de 37.5ºC.

- Se recomienda la realización de asambleas o reuniones de socios/accionistas/miembros de manera virtual.

- Las personas que vayan a participar de la asamblea/reunión de forma presencial, deberán concurrir al lugar en la fecha y horario indicado en la convocatoria.

- A los efectos de evitar la aglomeración de personas se podrá establecer distintos horarios para concurrir.

- Se podrá contemplar la realización de la misma en lugares al aire libre, en terrazas, patios.

- Los participantes ingresarán al lugar de a uno por vez. Tanto el ingreso como la salida del lugar.

- Se deberá realizar la limpieza del espacio antes de comenzar y después de finalizar la asamblea/reunión.

- Se debe poner a disposición del público, alcohol en gel y sanitizantes.

- Si los asistentes emplean anotadores, lapiceras, computadoras o cualquier otro elemento para la reunión, éstos deben ser personales y no de uso común.

- Se sugiere que la reunión no supere las 3 horas duración.

- Debe conservarse un listado de los nombres y datos de contacto de todos los participantes durante al menos un mes a fin de facilitar y colaborar con las autoridades sanitarias.

 

 

 

product image 1

product image 2

 

product image 2

 

product image 2

 

product image 2