Fondos públicos para amigos, aliados y allegados a la política

Cuando se trata de administrar fondos públicos, el amiguismo y el retorno son moneda corriente en Argentina. ¿Por qué debería ser distinto?. Nadie controla, nadie es castigado, ninguno va en cana y … la joda sigue, aunque el país esté quebrado y con una inflación próxima a los tres dígitos anuales.

El desmedido gasto público del cual hablamos hasta el hartazgo, también está poniendo en riesgo las exenciones impositivas de Mutuales y Cooperativas. De algún lado hay que sacar plata ya que la política gobernante no está dispuesta a frenar la fiesta. Y cómo se viene un año electoral, hay que seguir desajustando las cuentas, aun sabiendo que la economía va a explotar a corto plazo.

Ordenar las cuentas y frenar la emisión descontrolada, parece algo lejano a concretarse. Mientras la directora del PAMI se gasta 14.000.000 de pesos en la compra cotillón para el Mundial de Qatar, sin licitación, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social sigue derramando fondos públicos no reembolsables, principalmente para alimentar a las organizaciones de la moderna “economía social” que hoy conforman los sectores piqueteros y de trabajadores autogestionados.

En los tiempos de Patricio Griffin, se conformó una federación integrada por Cooperativas de trabajo dedicadas a la industria gráfica, la mayoría de ellas son empresas que han sido recuperadas por sus trabajadores tras la quiebra. Ahora les tiraron 20.000.000 de pesos para “fortalecerlas”, dicen. La realidad marca que nunca pudieron transformarse en rentables y siempre necesitan de una ayuda estatal.

A pesar de la denuncia ingresada a la Oficina Anticorrupción por incumplimientos a la Ley de Ética Pública, al Presidente del INAES no le tiembla el pulso al momento de seguir inyectándole fondos a las organizaciones ligadas al Movimiento Evita, al cual pertenece. Recientemente, el Directorio le amplió en 22.000.000 de pesos los fondos otorgados el año pasado a la Federación de Cooperativas de Trabajo Evita.

Al respecto, en 2021 ya había llegado a la Justicia la sospecha sobre el subsidio otorgado a la Cooperativa de Trabajo “La Quince”, con apenas 30 socios, por $ 3.200.000 para fortalecer experiencias culturales autogestionadas. La entidad está estrechamente ligada políticamente al denominado Jefe de Gabinete del Instituto Jonathan Thea y Secretario General del Movimiento Evita.

Siguiendo con el reparto, la Cooperativa misionera que logró recuperar el Frigorífico El Zaiman recibió 20.000.000 para adquisición de maquinarias, materias primas e insumos.

Otra entidad con fuerte respaldo de fondos públicos durante la gestión de Alberto Fernández es la Cooperativa Agropecuaria Unión de Productores Familiares, integrante Movimiento piquetero de Trabajadores Excluidos, que desarrolla producción agroecológica. Ahora el INAES le tiró 20.000.000 de pesos.

Cualquier Pyme saldría a flote con la inyección permanente de guita no reembolsable. Una Cooperativa dedicada a la construcción recibió el premio del Instituto por 15.000.000 de pesos, denominada “El Amanecer de la Casa”. ¿No podrán desarrollarse como el resto de las entidades?. ¿No pueden vivir con lo propio como lo hace la mayoría?. La Mutual Senderos, definida como la obra social de los trabajadores de la economía popular y bajo las filas del piquetero Juan Grabois, se llevó $ 20.000.000 para fortalecer la salud comunitaria. ¿Será esto la justicia social?.

Hemos hablado en ediciones anteriores sobre los beneficios que reciben las Confederaciones sectoriales que integran el Directorio, actualmente financiadas por el Estado con fondos que no deben devolver. El funcionario y dirigente de rango internacional recibe gratificaciones permanentes para su Confederación (COOPERAR). Ya perdimos la cuenta pero durante el año cerrado acumuló, al menos, unos $ 75.000.000. ¿Cómo pretendemos que sean referentes de los Movimientos si embolsan todo tipo de subsidio para propios y ajenos?. Pero sus federaciones asociadas también tuvieron suerte. El Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos abocada a la construcción de una Argentina con más democracia y justicia social, estrechamente ligada al Banco Credicoop, recibió la friolera de $ 29.755.000. Mientras que a la Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE) se le otorgaron 40.000.000 de pesos.

Acompañados por el Secretario de Economía Social de la Nación, Emilio Pérsico, y funcionarios del INAES, obtuvo su matrícula y se lanzó a mitad de año la Federación de Cooperativas de Trabajo Textiles “30 de Marzo”. Ya recibió de todos los argentinos un subsidio de $ 100.000.000 para construir su sede social. ¿Será política o amiguismo?.

Por su parte, la Cooperativa de Trabajo EDY y la Cooperativa de Trabajo Almafuerte se llevaron $ 20.000.000 cada una, siempre intentando impulsar este moderno modelo de economía solidaria.

​La Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (CONARCOOP) que nació en 2015 con el objetivo de integrar entidades de diferentes rubros e industrias, recibió recientemente de todos los argentinos $ 30.000.000 para fortalecer la incubadora (¿?).

¿Ya aburrimos?. La Unión de Trabajadores de la Tierra (“Producimos alimento para nuestro pueblo. Luchamos por la tierra y por la soberanía alimentaria”) tiene su Cooperativa que venda los productos que elaboran. Ya había recibido subsidio pero ahora el INAES le asignó $ 20.000.000 más.

Y hay medios de prensa con mayor suerte que otros. 20.000.000 de pesos recibió “El Independiente” de La Rioja.

Sepa el lector sacar sus propias conclusiones.

product image 1

product image 2

 

product image 2

 

product image 2

 

product image 2