Entre Ríos: “En la provincia hay una sola Mutual que tiene un código de descuento habilitado”

 

La Federación Entrerriana de Mutuales (FEDEM) informó que en Entre Ríos existían hasta hace cinco años 346 entidades de las cuáles hoy sólo subsisten unas 150. Desde la organización remarcaron la compleja situación social y económica que atraviesan en plena Pandemia, lo que está produciendo que en varias de las entidades asociadas –que sufren las más complejas situaciones financieras- se tenga que dejar de prestar servicios, despedir personal o desprenderse de sus activos, como paso anterior a una quiebra definitiva.

A la par, el vicepresidente de la Federación y fundador de la Mutual del Colegio de Arquitectos (MUTUARQ), Gastón Grand, se refirió a la prohibición al sector de aplicar códigos de descuento y de trabajar con la tarjeta SIDECREER.

“En la provincia hay una sola Mutual que tiene un código de descuento habilitado. O sea, si un empleado del Estado contrae un servicio se le descuenta directamente de su recibo de sueldo por lo que la Mutual se garantiza el cobro, pero hay una sola que puede hacer esto y ninguna otra puede. Es algo bastante intolerable a esta altura del partido”, afirmó.

“Tampoco se entiende por qué las Mutuales no pueden trabajar con SIDECREER. La tarjeta opera con todas las sociedades anónimas que quiera o con cualquier comercio, pero con Mutuales sin fines de lucro, no. Estamos hablando de servicio de turismo, proveeduría, farmacia, sostenimiento de clubes, ayuda económica, servicio de sepelios. Yo entiendo que se afectan algunos intereses, como cuando se habla del ahorro local para el desarrollo local. Con experiencias que funcionan muy bien en Córdoba o Santa Fe. Que esto funcione, afecta algunos intereses de ciertos grupos financieros”, agregó en declaraciones formuladas al programa En el Dos Mil También (FM Litoral).

“Algunos legisladores entienden que el contrato con el agente financiero de la provincia impide que las Mutuales apliquen el código de descuento. Se impide que los ahorros entrerrianos se presten a otros entrerrianos que lo necesitan y que pueden garantizar su devolución con ese código de descuento. Es grave que sólo se le permita a una sola Mutual (MUPER, de la Red Mutual) y a los privados”, cuestionó Grand.

Tras conocerse el dato de que en los últimos cinco años desaparecieron 200 Mutuales en Entre Ríos, para el arquitecto Grand otro de los factores que afecta al sector es que “en el 2001 la provincia cobraba el 0,8% de Ingresos Brutos y hoy ese número pasó al 8%, o sea hubo un aumento del 1000%. Se ha desvirtuado mucho esta cuestión y en términos políticos es un error. Ya pasa a ser algo intolerable”.

“Hicimos los reclamos en representación de todo el Mutualismo de la provincia. Lo hemos tenido que llevar a la justicia. Hay clubes, como en María Grande, que se sostienen gracias al ahorro de su Mutual. Con eso pagan los sueldos a los profesores de educación física y a los técnicos. Y como este caso, hay clubes en varias ciudades. No se entiende el porqué de esta discriminación”, aseguró el también ex viceintendente de Paraná.

“Evidentemente el gobierno tiene otras prioridades y otras opciones. Es un error trabajar con organizaciones que tienen fines de lucro, de las cuales no estoy en contra, pero ¿Por qué impedir esto para quienes no tienen fines de lucro?”, se cuestionó Grand ante la pregunta del periodista Antonio Tardelli.

“La desaparición de Mutuales cae en las generales de la ley con la crisis económica de los últimos años. Además, hubo marcados cambios en los hábitos de consumo que afectaron el sector proveeduría. Pero no tengo ninguna duda que la suba en Ingresos Brutos y el impedimento de poder trabajar con el código de descuento fueron dos factores fundamentales”, sostuvo el arquitecto.

“No entiendo por qué no se habilita un solo código de descuento a la Federación de Mutuales y que de ahí la FEDEM tercerice a sus afiliados, si se quiere ordenar la cuestión y que no existan tantos códigos. El Mutualismo tiene un espíritu diferente a los de otros sectores, porque existan algunos que no respetan ese espíritu no se puede perjudicar a todo un sector”, agregó el vicepresidente de FEDEM.

Al finalizar, aclaró sobre estos instrumentos de la economía social: “Las Cooperativas están más emparentadas a la producción de bienes y las Mutuales a la producción de servicios. Pero son dos actores que generan mucha mano de obra en toda la provincia”.

Fuente: www.analisisdigital.com.ar

 

¿Habrá Justicia?

Ante la falta de respuestas, la Federación Entrerriana de Mutuales reclama en la Justicia el otorgamiento de códigos de descuentos a las entidades que nuclea. Además, realiza un amparo por el cobro del Impuesto a los Ingresos Brutos, ya que considera que la economía social no debe estar gravada.

“Ninguna Mutual puede trabajar con la provincia salvo la Mutual de la Policía de Entre Ríos (MUPER) que está dentro de la Red Mutual, es decir, es una institución que tiene dueño con nombre y apellido, más allá de que en la formalidad se cumpla con los requisitos del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social. Además, hay una sociedad anónima que es el Agente financiero de la provincia que puede acceder a códigos de descuentos, lo que es una aberración”, afirmó a la Agencia de Informaciones Mercosur (AIM) Horacio Piceda, vicepresidente segundo de la Federación.

Los códigos de descuentos “permiten a los empleados del Estado acceder a créditos y después la provincia retiene las cuotas que las depositaría en la Federación para que se giren a las Mutuales, lo que permitiría que sea todo más claro, transparente y práctico”.

Para el dirigente de la Sociedad Italiana de Paraná “atrás de esto hay una conveniencia económica para algunos funcionarios de la provincia, quienes han venido usufructuando esto durante más de 20 años”.

Piceda sostuvo que “molesta que en la Constitución de la provincia se enuncia claramente el fomento de la economía social pero una cosa son los discursos de los funcionarios y otra los hechos porque no solamente ocurre esto con los códigos de descuentos sino que, también, se cobran Ingresos Brutos a las Mutuales (un ocho por ciento), política que desalienta la actividad”.

Ante ese escenario, también la Federación prepara una amparo para recurrir a la justicia, ya que saben que el sistema normativo los protege y se logrará un fallo positivo para las organizaciones de este tipo, ya que la Ley de Mutuales establece que están exentas de todos los impuestos como empresas de la economía social: “pero en la provincia se puso ingreso brutos para todas las actividades con el 0,8 por ciento (eso se aceptó) pero hoy se paga el ocho por ciento de Ingresos Brutos, lo que es un robo”.

“No tienen por qué cobrar Ingresos Brutos y hay jurisprudencia; Tucumán perdió un juicio en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y se anuló ese gravamen para las actividades de la economía social”, ejemplificó.

 

Otra del holding empresario

Su poderío económico tienta a más de un funcionario. La corruptela no mide consecuencias. Y en el medio, cientos de entidades solidarias pagan los embates.

Empezó siendo un simple vendedor de préstamos. Más tarde, armó la conocida “Red Mutual”, definida por muchos como un holding financiero que estructura fideicomisos integrados por créditos personales con cobro de cuotas por el sistema de descuento de haberes, distribuidos y/u originados por las entidades que integran este grupo.

De a poco, con empresas satélites y mucho dinero, fue intentando monopolizar, o estructurar a su conveniencia, el uso de los códigos de descuento en cada distrito y/o dependencia. En cada rincón del país se replican las denuncias de la dirigencia mutualista.

En la anterior edición, hablamos de la provincia de Mendoza donde la publicidad que se replica difunde la posibilidad del empleado público de acceder a préstamos personales hasta $ 250.000. ¿Y cómo se pagan esos préstamos?. Una empresa del holding, otorgante del crédito,  descuenta las cuotas directamente del recibo de sueldo, sin pasar por el Centro Único de Autorización de Descuentos y sin límite de afectación, mientras las Mutuales tienen un tope del 35%. Con ello, muchos trabajadores provinciales se encuentran a fin de mes cobrando migajas.

El líder de este entramado financiero es el empresario Walter Grenón, principal aportante para la campaña del candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández.

Ahora, es la propia Federación Entrerriana de Mutuales (FEDEM), de la cual Grenón fuera Presidente, la que sale públicamente a denunciar los privilegios de la Mutual Policial, única con acceso al sistema de descuentos.

Hace más de 20 años que en la provincia se dejaron sin efecto todas las autorizaciones concedidas y códigos otorgados para descuentos sobre el salario de los empleados y funcionarios del Estado Provincial. En todo este tiempo, la controvertida MUPER consiguió mantenerse al margen de esas prohibiciones a través de sucesivas acciones en la Justicia. La presión judicial y los amiguismos político - económicos hicieron posible la sanción del decreto Nº 3489, el cual autorizó a la Fiscalía de Estado a suscribir un acuerdo conciliatorio con la entidad, logrando una victoria de fondo, y que sus códigos de descuento se mantengan intocables.

Tras dos años de intervención, esa Mutual entrerriana hizo el milagro de afrontar un pasivo millonario y a un concurso preventivo, para nunca más volver a ser conducida por policías. La hazaña económica que logró hacer frente a las deudas vino de la mano del holding que encabeza Walter Grenón.

Frente a la quita de los códigos de descuento, la llamada entidad policial comenzó una batalla judicial contra el decreto del entonces gobernador Montiel para que se declare su inconstitucionalidad, logrando obtener protección de la Justicia mediante distintas cautelares que la dejaron al margen de la normativa. La Justicia entendió que como los policías tienen vedadas las posibilidades de integrar sindicato alguno como también realizar actividad gremial ni sindical, los beneficios asistenciales y sociales inexorablemente sólo puedan ser percibidos y prestados mediante asociaciones o mutuales, como MUPER.

El litigio duro varios años, hasta que a fines del 2009, el entonces gobernador Sergio Urribarri firmaba un decreto autorizando a la Fiscalía de Estado “a suscribir el acuerdo conciliatorio” en el marco de la causa judicial caratulada “Mutual Policial de Entre Ríos c/Superior Gobierno de la Provincia de Entre Ríos s/Acción de inconstitucionalidad”, mediante el cual se ratificó la vigencia del sistema de códigos de descuento para dicha entidad.

En otras palabras, se convirtió en la única excepción para utilizar la operatoria. Un negocio redondo y cuantioso, ejecutado bajo el total amparo del Gobierno entrerriano.

 

 

product image 1

product image 2

 

product image 2

 

product image 2

 

product image 2