El gobernador Axel Kicillof volvió a regular los códigos de descuento en la provincia

 

La dirigencia mutual intentó dialogar por todos los medios. Pero los funcionarios no saben hacerlo. Creen que dialogar es ceder. Escuchar no es una cualidad de los soberbios.

Desde la Federación de Mutuales Regional La Plata (FMRLP), respaldados por la CONAM, se habían dirigido a la autoridades mediante una solicitada pidiendo una reunión muy urgente, resaltando que durante el transcurso de la actual gestión habían insistido en reiteradas oportunidades en generar una mesa de diálogo, habiendo sido infructuosa tal tarea.

Los funcionarios se habían comprometido a dialogar, pero pocas horas antes de las elecciones, el gobernador Axel Kicillof estampó su firma a una nueva reforma al Régimen de Códigos de Descuentos sobre los haberes de los agentes públicos, activos y pasivos, de la Administración Pública Provincial centralizada y descentralizada, derogando el Decreto N° 243/18. La excusa: “brindar protección y amparo a los trabajadores”.

El Decreto lleva el número 988 y fue publicado en el Boletín Oficial bonaerense el pasado 16 de noviembre de 2021, marcando otro duro golpe para las Mutuales.

La normativa establece que las únicas entidades habilitadas para efectuar deducciones sobre los haberes del personal son:

a) Entidades de la Administración Pública Provincial, centralizada y descentralizada;

b) Asociaciones sindicales con actuación en el ámbito de la Administración Pública Provincial
centralizada y descentralizada;

c) Asociaciones civilmente constituidas, Mutuales o Cooperativas cuando las mismas acrediten efectiva radicación en la Provincia de Buenos Aires, cuenten con matrícula nacional del INAES correspondiente a dicha jurisdicción y se encuentren integradas y dirigidas exclusivamente por agentes activos/as pasivos/as y/o retirados/as de la Administración Provincial. Estas entidades deberán acreditar que cuentan con una cantidad de afiliados o miembros mayor al cinco por ciento (5%), de la totalidad de la planta del personal del Organismo ante el cual se solicita la realización del descuento.

d) Compañías de seguros de vida, autorizadas por ley, y en cuyas pólizas la Provincia actúe como
tomador; y

e) El Banco de la Provincia de Buenos Aires.

El Ministerio de Hacienda y Finanzas será la autoridad de aplicación y determinará las características que deberá cumplimentar cada una según la tipología societaria de cada caso.

Entre varias cosas que se detallan, los descuentos que se autorizan son en concepto de: pago de cuotas de afiliación u otros aportes a las asociaciones sindicales; reintegro a la Administración, por sumas percibidas indebidamente; pago de cuotas de asociación, membresía, coseguro médico y/o farmacéuticos; pago de primas de seguros de vida colectivo y/o amparo familiar, sepelio, accidentes, riesgos o enfermedades personales; pago de cuotas de préstamos en dinero, “en caso que la entidad otorgante prevea una tasa preferencial, por el cobro bajo el presente régimen”.

El Ministerio de Hacienda y Finanzas informará mensualmente un costo financiero total de referencia que no podrá ser superado en las operaciones ofrecidas a los agentes públicos. Adicionalmente, las cuotas y membresías de carácter variable serán tenidas en cuenta individualmente, y no podrán incrementarse por encima de la variación salarial de la jurisdicción o sector al que corresponda el trabajador.

La gestión del Régimen Único de Códigos de Descuento estará a cargo de la dependencia responsable de la liquidación de los haberes de cada repartición.

Certificación de haberes

Para gestionar una obligación, las entidades deberán solicitar al agente la presentación de una certificación de haberes, extendida por la dependencia responsable de la liquidación de los mismos, en la que conste: a) Las retenciones, descuentos y deducciones notificadas a la dependencia responsable de la liquidación de haberes y vigentes al momento de presentarse la solicitud; b) El monto que importa el porcentaje de deducción disponible; c) Entidad titular del código de descuento ante la cual será presentada; d) Indicación del CBU de la cuenta donde el/la agente percibe sus haberes o beneficios previsionales; e) Fecha de emisión.

El certificado mencionado será válido hasta el último día hábil del mes en el cual fue emitido y durante su vigencia no podrá extenderse otro certificado de similar objeto. Cuando se trate de un crédito, la entidad presentará a la dependencia responsable de la liquidación, la certificación mencionada, copia del instrumento legal de donde surjan las condiciones de la operación, suscripto por las partes y los demás requisitos que se establezcan. La citada dependencia deberá recibir el consentimiento expreso del agente para la operación propuesta, previo a su efectivización.

Tope de afectación

El monto total de los descuentos no podrá exceder el treinta por ciento (30%) del haber mensual neto del agente, el cual será considerado luego de efectuadas las deducciones correspondientes por ley. Cuando se trate de descuentos por coseguros médicos o farmacéuticos o créditos hipotecarios, los descuentos no podrán exceder el treinta y cinco (35%).

Se considerará haber mensual neto al resultante del haber bruto luego de las deducciones correspondientes por ley y de los descuentos por manda judicial. A los efectos del presente decreto se entiende por haber toda retribución que perciba el/la agente por cualquier concepto, a excepción de reintegros o compensaciones por gastos, viáticos o movilidad.

Las deducciones se efectuarán hasta la concurrencia del límite establecido, respetando el orden cronológico de la fecha del pedido de autorización, bajo exclusiva responsabilidad del funcionario actuante.

Bajas y cancelaciones

A pedido de los/las agentes, las entidades deberán certificar el monto total del capital adeudado e intereses, en un plazo no mayor de tres (3) días hábiles de presentada la solicitud. La mencionada certificación tendrá una validez de quince (15) días corridos. La falta de entrega de la misma constituye falta grave.

Ante la cancelación de la deuda, la entidad procederá a dar de baja el crédito dentro de las veinticuatro (24) horas, remitiendo comunicación a la repartición pertinente. De no cumplirse dicho extremo se considerará que la entidad involucrada incurrirá en falta grave.

El agente podrá comunicar en cualquier momento a la oficina responsable de la liquidación de haberes de la institución pública correspondiente, el cese en su carácter de afiliado o asociado a las entidades autorizadas y/o la cancelación total o parcial de la deuda presentando copia de la renuncia presentada ante la entidad, con constancia de recepción, o certificación de cancelación de la deuda expedida por la entidad.

Adecuación

Cualquier modalidad de cobranza por vía de códigos de descuento que se encuentre operando a la fecha de entrada en vigencia del Decreto, deberá adecuarse a los términos de este régimen dentro del plazo de noventa (90) días. Las operatorias referidas a préstamos en dinero mantendrán su vigencia hasta su extinción, no pudiendo iniciarse nuevas operatorias, hasta tanto la autoridad de aplicación notificare fehacientemente su situación a las entidades.
 
Sanciones

La Autoridad de Aplicación establecerá la responsabilidad de la entidad y sus autoridades por el uso incorrecto de los códigos de descuento y mantendrán indemne a la provincia por los daños y perjuicios que pudieren ocasionar.

El incumplimiento de las disposiciones a este régimen dará lugar a la aplicación de las siguientes sanciones: Falta Leve: Apercibimiento; Falta grave: Suspensión entre cinco (5) y noventa (90) días corridos; y Falta muy grave: Supresión del código otorgado. Esta última impedirá la reinscripción de la entidad en los próximos tres (3) años, no afectando a los créditos otorgados. Las sanciones serán aplicadas por el Ministerio de Hacienda y Finanzas, en virtud de un procedimiento de auditoría y control.

 

product image 1

product image 2

 

product image 2

 

product image 2

 

product image 2